Gastritis

La gastritis es la inflamación de la mucosa o revestimiento interno del estómago. Esta puede durar solo por un corto tiempo (gastritis aguda) y también puede perdurar durante meses o años (gastritis crónica). Se puede presentar en niños pequeños pero es más frecuente en la adolescencia desde la edad escolar hasta la etapa del adulto y adulto mayor.

Las causas de la Gastritis
La gastritis puede ser causada por una infección bacteriana (como el Helicobacter pylori) o viral, o por el reflujo de bilis hacia el estómago (reflujo biliar). También puede ser causada por irritación debido a:

  • La utilización frecuente de ciertos medicamentos, como la aspirina y otros antiinflamatorios como, ibuprofeno, naproxeno, advil entre otros.
  • Vómitos crónicos.
  • El exceso de secreción de ácido gástrico, en algunos casos provocado por el estrés.
  • Factores relacionados con los estilos de vida no saludables, como el exceso de café, el tabaco, exceso de alcohol y la obesidad.

Diversos estudios han mostrado que existe una asociación entre los diversos problemas de salud mental (ansiedad, depresión, stress crónico…) y presencia de la gastritis.

¿Cómo se si estoy sufriendo de gastritis?
¿Cuáles son los síntomas que me podrían indicar que estoy sufriendo de gastritis?

Los síntomas varían de una persona a otra y en ocasiones no hay manifestación clara. En términos generales los síntomas más comunes son:
• Sensación de ardor en la parte superior o “boca” del estómago.
• Nauseas o “ganas de vomitar”.
• Vómitos
• Eructos o gases.
• Hipo.
• Pérdida de apetito.
• Mal sabor en la boca.
• Sensación de llenura o pesadez en la parte superior del abdomen.
• Vómitos con sangre de color negro
• Materia fecal negra.

El tratamiento se debe enfocar en la causa que la ocasiona, sin olvidar las recomendaciones en la alimentación y cambios en el estilo de vida. Para mayor claridad e información consulte con su médico de familia.